Nuestra filosofía

Pide Cita

Tienda online
Pide cita
Financiación
Bellezzia clínicas estéticas

Contestamos a tus preguntas más frecuentes sobre la depilación laser

A continuación te respondemos a algunas de las preguntas más frecuentes acerca del funcionamiento del láser para depilación: características, sesiones, limitaciones, precauciones, consejos... y más

El láser actúa por el principio de fototermólisis selectiva, cuyo objetivo es la eliminación del folículo piloso sin afectar las estructuras vecinas. Esto lo hace por medio de pulsos de luz de alta energía, con longitudes de onda que sean absorbidas selectivamente por el cromóforo diana, utilizando tiempos de emisión que sean inferiores al tiempo de relajación térmico del folículo piloso (20-60 milisegundos).

 

El folículo piloso contiene un cromóforo natural que es la melanina. Otros cromóforos presentes en la piel son el agua y la hemoglobina. Los láseres que se emplean para la depilación tienen como diana la melanina, y deben emitir una luz con una longitud de onda adecuada para que presente mucha absorción por ésta pero poca por otros pigmentos.

 

La energía lumínica, al ser absorbida por la melanina, es transformada en energía térmica o calor, que es lo que produce el daño en el folículo piloso.

LONGITUD DE ONDA

Es la banda del espectro electromagnético donde emite cada láser. Se mide en nanómetros (nm). A mayor longitud de onda, mayor penetración en la piel y menor absorción por el cromáforo. Para la melanina las longitudes próximas al infrarrojo son las más adecuadas (700-1400 nm).

 

TIEMPO DE RELAJACIÓN TÉRMICA

Es el tiempo necesario para reducir en un 50% la temperatura generada por la emisión lumínica sobre el tejido o estructuras donde actúa. La duración del pulso ideal debe estar entre el tiempo de relajación de la epidermis (3-10 milisegundos) y el del folículo piloso (40-100 milisegundos)

DOSIS O FLUENCIA

Es la relación entre la energía aportada y la superficie del haz de irradiación. Se mide en julios/cm2. La eficacia es proporcional a la dosis.

 

DURACIÓN DEL PULSO

Es el tiempo que dura la emisión de energía. Se mide en nano, micro o milisegundos. La duración del pulso ha tomado una gran importancia desde que Altshuler postulara la Teoría Ampliada de la Fototermólisis, que calcula el largo de pulso ideal para un target a distancia del heater considerando el tiempo de difusión de calor desde el heater hasta la parte más externa del target. El heater sería lo que absorbe la energía (melanina), y el target el objetivo a lesionar por el calor (las células madre de la protuberancia). El tiempo de daño térmico según esta teoría es el tiempo de daño irreversible de la porción más externa del target. Para un folículo de 200 micras se calcula que serían 170 ms.

 

NÚMERO DE PULSOS 

La posibilidad de fraccionar la energía en varios pulsos (tren de pulsos), permite aplicar dosis mayores preservando la epidermis.

 

Tren de pulsos

Tren de pulsos

 

INTERVALO ENTRE PULSO O ‘DELAY’ 

Tiempo entre un pulso y otro.

 

TAMAÑO DEL HAZ DE IRRADIACIÓN O ‘SPOT’ 

A mayor superficie, mayor penetración y mayor eficacia. Cuando se aplica un spot pequeño existe mayor dispersión de los fotones en dirección radial, no llegando a los bulbos pilosos y decayendo la fluencia. Para evitar este efecto de disipación radial, el tamaño del spot debe ser más grande que la profundidad de penetración de la luz en el tejido necesario para alcanzar eficacia (5-10 mm).

 

FRECUENCIA DE LOS PULSOS

Es la rapidez de disparo (número de pulsos por segundo) y contribuye a reducir la duración de las semanas de las sesiones. Se mide en Hertzios.

Como aclaración, hay que decir que el término fotodepilación etimológicamente significa depilación mediante luz, por lo que debería hacer alusión a los dos tipos de depilación con luz que existen en la actualidad:

 

· Luz Pulsada Intensa (Intensed Pulsed Ligth, IPL)

· Láser (Light Amplified by Stimulated Emision of Radiation)

 

En la práctica, este término ha acabado asociándose a depilación con equipos de luz pulsada intensa, que son diferentes a los equipos de láser.

 

LASER

 

Los sistemas láser emiten luz pura, de un solo color, en la que todos los fotones que integran la luz se desplazan con la misma longitud de onda (para el Láser de Diodo 810 nm) y lo hacen en línea recta. Es una luz que, por ser pura, es absorbida con mayor precisión por un determinado color más específico.

Todas las características de los láseres hacen de estos equipos sistemas de tratamiento muy precisos para determinadas  indicaciones de uso y tratamiento. Cuentan con la capacidad de proteger el tejido circundante y calentar solo el target (elemento para cuyo color se ha diseñado el equipo y que es el objeto del tratamiento).

En esta gran virtud radica su principal limitación ya que cada láser prácticamente es útil exclusivamente para un tipo de tratamiento. Para poder tratar a distintos pacientes con distintas necesidades de tratamiento, se hace necesario disponer de un amplio conjunto de equipos.

 

IPL

 

Los sistemas basados en el manejo de la Luz Pulsada Intensa emiten una luz mixta, que está integrada por diferentes tipos de fotones que se desplazan con múltiples longitudes de onda en un rango que ocupa desde los 590 nm o los 1200 nm según los equipos. Además, el comportamiento de la luz es similar al de una bombilla, esta luz se irradia en todas direcciones (a diferencia del Láser que se desplaza en una única dirección en línea recta).

El manejo de los filtros de corte que se colocan a la salida de la luz es el que permite seleccionar un determinado rango de fotones que son los que emergen de la pieza de mano y son seleccionados para el efecto terapéutico deseado.

Los sistemas de Luz Intensa Pulsada son menos específicos y por lo tanto menos precisos, pero al mismo tiempo son muy versátiles gracias a la gran cantidad de tipos de luz que se pueden generar o aplicar. En muchos casos, puede resultar más eficaz que un tratamiento con láser si el color del pelo o de la piel no son ideales para los láseres de depilación.

Su principal desventaja es que son técnico dependientes, algo menos precisos y que pueden irritar de forma más intensa la piel.

 

¿Cual es el mejor láser para depilar?

 

No se puede afirmar que un láser determinado sea el mejor para depilar.

Cada sistema tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Cada equipo de depilación tiene sus aplicaciones y el paciente debe ser estudiado y valorado para que según su piel, su pelo y el área a depilar se elija el láser más adecuado.

A medida que las sesiones van avanzando, la cantidad de pelo residual es menor y además se miniaturiza, se hace de calibre más fino. Esto hace que el pelo tenga menor carga de melanina y, por lo tanto, sea más interesante realizar las últimas sesiones con Diodo que es el que exige una piel mucho más clara.

DENSIDAD DE LA MELANINA DEL FOLÍCULO PILOSO

Al ser la melanina la diana del láser, a mayor concentración de ésta y mayor proximidad a la matriz del pelo, mayor eficacia del tratamiento. Por esta razón el pelo canoso o poco pigmentado no se depila con láser.

 

DENSIDAD DE LA MELANINA DE LA PIEL

No se debe olvidar que la dermis también tiene melanina. Por ello, cuanto más oscura tenga la piel el paciente más difícil es la depilación por el mayor riesgo a presentar efectos secundarios. Es importante determinar el láser adecuado.

 

FOTOTIPOS CUTÁNEOS

 

· FOTOTIPO I

Son las pieles más blancas, generalmente pertenecientes a personas con los ojos azules y pecas. Su altísima sensibilidad a los rayos solares hace que lo mejor sea directamente no exponerse al sol, pero en caso de hacerlo debe ser con extremas precauciones con cremas de factor solar superior a 40.

 

· FOTOTIPO II

También muy claras, estas pieles se queman fácil e intensamente si no se es cauteloso. Deben utilizar bronceadores con factor de protección muy altos, de entre 25 y 40.

 

· FOTOTIPO III

A diferencia de las anteriores estas pieles sí que consiguen coger color. Sin embargo, también sufren riesgo de quemaduras si se exponen al sol durante las horas de mayor intensidad (de 12 del mediodía a 4 de la tarde). Un factor de protección medio de entre 15 y 25 será suficiente.

 

Fototipos cutáneos

Fototipos Cutaneos

 

· FOTOTIPO IV

La piel es menos blanca y tiende ligeramente a los tonos amarronados, acompañada a menudo por ojos y cabello oscuro. No obstante, también sufren riesgo de quemaduras por lo que necesitarán una protección mínima de factores solares entre el 8 y el 15.

 

· FOTOTIPO V

Piel amarronada y oscura. Aunque se broncean con mucha facilidad y difícilmente podrán quemarse, las personas con este tipo de piel deben utilizar factores de protección bajos (entre 4 y 12).

 

· FOTOTIPO VI

Son las pieles amarronadas o prácticamente negras, pieles que se pigmentan de inmediato. No obstante, no está de más que se protejan ligeramente con las cremas de factor solar más bajas.

 

GROSOR DEL PELO

A mayor grosor y mayor pigmentación, mayor absorción de energía y mejor depilación. El pelo fino absorbe menos energía y se depila peor.

 

PROFUNDIDAD DEL FOLÍCULO PILOSO 

Es importante considerar la profundidad del folículo piloso para emplear láser de mayor o menor penetración. Para pelo más superficial como el facial se emplean láseres de longitud de onda más corta y para el pelo más profundo, como es la espalda en los varones, se emplean los de longitud de onda más larga.

 

FASE DE CRECIMIENTO

Se tiene que considerar que la fase anagen, en la que el pelo es de mayor grosor y está más pigmentado es la más adecuada para conseguir unos resultados óptimos.

 

DENSIDAD FOLICULAR

A mayor densidad es necesario menos dosis de energía o realizar la depilación en varias sesiones para evitar el sobrecalentamiento de la zona.

 

EDAD Y SEXO

Son factores que condicionan la depilación al igual que el estado hormonal del paciente. La presencia de andrógenos (hormonas masculinas) dificultan el tratamiento porque potencian de forma continuada la formación de pelo maduro a partir de los folículos pilosos primordiales existentes en la piel del hombre y la mujer en fase de reposo.

Por este motivo, los varones se depilan con mayor dificultad y requieren mayor número de sesiones. Las mujeres con alteraciones hormonales y las zonas corporales hormono-dependientes (areolas, línea alba, mentón) resultan también más complejas de depilar.

 

TOPOGRAFÍA

Hay zonas que responden mucho mejor al láser que otras. Las zonas de la mujer donde el láser es mucho más eficaz son axilas, ingles y piernas. La zona facial es mucho más compleja por la gran cantidad de densidad folicular que presenta en forma de vello fino. Por otro lado, las variaciones hormonales en la mujer, sobre todo en la menopausia, contribuyen a que la depilación facial solo puede considerarse transitoria, ya que con el avance de la edad aparece vello facial que no existía previamente, porque se encontraba en fase latente o de reposo y comienza a activarse ante la ausencia de predominancia de los estrógenos frente a los andrógenos.

Durante una sesión de láser es normal notar cierta molestia en forma de quemazón, pinchazos o leve dolor.
Una vez terminada la sesión se observa la zona levemente enrojecida y ese eritema puede persistir en las próximas 24 horas.

 

En ocasiones, si el pelo es muy grueso, el enrojecimiento se concentra alrededor del pelo y es lo que se conoce como edema perifolicular. Este efecto es transitorio y es signo de que la depilación ha sido eficaz porque se inflama exactamente cada pelo.

 

Esta reacción es normal, es un signo clínico de eficacia y normalmente remite en menos de media hora. En ocasiones puede persistir entre 24 o 48 horas pero es totalmente normal. Se debe informar al paciente. Unos días después se pueden observar puntos negros, que corresponden al pelo muerto que la piel está expulsando.

 

Si el paciente presenta facilidad para hacer hematomas también en ocasiones los puede presentar tras hacerse una sesión. Se recomienda no tomar ácido acetilsalicílico el día siguiente a la sesión.

 

La depilación láser es una forma de destrucción del folículo piloso y tras realizar una sesión pueden aparecer granitos (pústulas de mínimo tamaño) por infección del folículo (foliculitis).

 

Es una reacción infrecuente a la que tienen tendencia ciertos pacientes y que se resuelve aplicando crema antibiótica en la zona durante 2-3 días.

EXISTEN ZONAS DONDE NO ES DEFINITIVO

Cuanto menos, a la paciente que se realice depilación facial se le debe informar específicamente de las expectativas de resultado reales que puede esperar en rostro y resto de zonas andrógeno-dependientes.

 

NO DEPILA VELLO CANOSO

El pelo canoso no tiene melanina, no posee pigmento cuyo color absorbe la emisión láser, no se calienta, no se destruye y por lo tanto, hasta que lo que se conoce hoy día en depilación láser, este pelo no es depilable mediante sistemas de luz.

 

NO ELIMINA EL VELLO FINO Y CLARO

El vello fino, aunque sea algo oscuro tiene menor cantidad de melanina que el pelo grueso, absorbe peor la luz del láser, por lo tanto es difícil de eliminar. Cuando una depilación láser ya está muy evolucionada y lo único que le queda al paciente es un vello escaso y muy fino, se debe plantear que puede ser el momento ideal para dar por concluido el tratamiento de depilación, ya que el componente cosmético de un vello tan poco visible es prácticamente nulo y los riesgos que se pueden asumir para la piel aumentan considerablemente si se ajusta el láser con los parámetros que
lo puedan eliminar.

El pelo rubio, por su parte, debe del color a la feomelanina (melanina clara o naranja) cuyas características óptimas son bien distintas a la eumelanina (melanina marrón u oscura).

 

PRESENTA CIERTAS LIMITACIONES EN PIELES OSCURAS

A partir de fototipos IV se debe contar con tecnología específica para tratar pieles oscuras, tales como la depilación Dinámica (Soprano u otros sistemas similares).

 

CONTRAINDICADO EN EMBARAZADAS Y PACIENTES EN TRATAMIENTO CON FÁRMACOS FOTOSENSIBLES

Respecto al embarazo, siguiendo la normativa de la OMS, no se realizan sesiones de depilación láser en áreas cercanas a la región abdominal y pélvica donde se ubica la unidad feto-placentaria.

Es norma médica universal respetar el embarazo al máximo y evitar cualquier tipo de terapia médica que no sea  absolutamente imprescindible. En cuanto a los fármacos, hay algunos que producen fotosensibilidad, y en estos casos es recomendable esperar para realizar las sesiones de depilación. El paciente tiene obligación de informar si existen novedades clínicas.

 

EFECTOS TÉRMICOS

La depilación mediante sistemas de luz puede producir efectos térmicos no deseados sobre la piel. Esto se produce como resultado de la absorción epidérmica de una parte de la energía lumínica que estaba destinada al pelo.

Este calentamiento no deseado de la capa superficial se produce porque la piel también tiene melanina y puede absorber una parte de la emisión y calentarse de forma excesiva. Para evitarlo, todos los equipos se acompañan con un sistema de refrigeración superficial de la piel y realmente el riesgo de que esto ocurra es mínimo. También para obviar este riesgo, se realizan disparos de prueba que permiten ajustar los parámetros simultáneamente seguridad y eficacia en el tratamiento.

 

El paciente debe comprender que el margen terapéutico que existe entre la absorción de luz por parte de la melanina y el pelo y evitar que la luz sea absorbida por el color de la piel condiciona la seguridad del tratamiento.

Por ello siempre se debe aconsejar a los pacientes que acudan a la sesión de depilación con la piel sin bronceado reciente, para una mayor seguridad de su piel.

Realmente se puede depilar cualquier zona del cuerpo, excepto el borde inferior de la ceja por ser poco seguro para el globo ocular.

 

En función de la región en la que se realiza la depilación láser se debe tener en cuenta la pigmentación específica de la zona, ya que existen zonas corporales que en el ser humano están más pigmentadas como es el caso de:

• Las areolas

• Región perianal

• Piel de los labios mayores en la mujer

• Piel del escroto en los hombres

 

También se debe tener en cuenta la densidad de pelo existente en cada zona, por ejemplo, en la base del nacimiento del pelo del cuero cabelludo, a nivel de la parte más superior del cuello (región cervical) suele existir una alta densidad del pelo.

 

Cuando los pacientes desean limpiar de pelo una porción de la superficie de esta zona, si existe una alta cantidad de pelo, en las primeras sesiones se deberá trabajar a menor potencia ya que el calentamiento de una alta población pilosa  concentrada en poca superficie cutánea puede aportar un calentamiento excesivo de toda la piel del área y producir una irritación temporal de la zona.

La depilación masculina es diferente en función de las zonas a tratar: áreas andrógeno-dependientes y áreas no dependientes.

 

Los andrógenos provocan diferentes efectos sobre cada zona del cuerpo:

 

En las áreas andrógeno-dependientes, el crecimiento del pelo suele estar modificado por los siguientes factores:

• Modificación de la actividad de la hormona 5 Alfa Reductasa III o de la 5 Alfa Reductasa I.

• Modificación de la tasa de la hormona 5 Alfa DHT, que, debido a la disminución de la producción de hormonas gonadales, es baja en hombres mayores y alta en jóvenes.

• Bloqueo de los receptores de células papilares a los andrógenos. Este bloqueo pueden llevarlo a cabo varias sustancias:

– Espironolactona: diurético con capacidad bloqueante de los receptores.

– Flutamitada: provoca atrofia del calibre del pelo.

– Aritiohidantoinas: bloqueantes de receptores no esteroideos.

 

• Existen fármacos que contribuyen al crecimiento del pelo en las áreas andrógeno-dependientes, como son el danazol, la testosterona o los anabolizantes. Y otros que pueden estimular el crecimiento del pelo en todo el cuerpo, como la cliclosporina o el minoxidil.

Para un buen enfoque terapéutico, hay que tener en cuenta que los cambios de comportamiento del pelo en el varón están sujetos a sus niveles hormonales, así como la morfología del pelo, el fototipo de piel (zonas pigmentadas o bronceadas) y la zona corporal a tratar: 

• Las áreas de difícil acceso son las zonas con estructura cartilaginosa deformable, por ejemplo la raíz y las orejas. Para estas zonas es recomendable Alejandrita y evitar el uso de Neodimio-Yag, ya que en la zona de la nariz existen numerosas arteriolas terminales que corren el riesgo de fotocoagularse.

 

• Existen zonas que requieren especial precisión, como son el perfilado de los bordes superior e inferior de la barba y pómulos y las cejas y entrecejo. Se recomienda no depilar el borde inferior de las cejas para evitar riesgo de lesión macular.

 

• Para las zonas dolorosas como la barbilla y el peribucal es recomendable aplicar las primeras sesiones bajo anestesia tópica.

 

• La espalda, el tórax y el abdomen suelen ser zonas bronceadas en la mayoría de los casos y tienen pelo oscuro y grueso. En las primeras sesiones es recomendable aplicar crema anestésica, así como emplear longitudes de onda largas, y la depilación dinámica.

 

• En las zonas de piel plegada es necesario que la piel este estirada para evitar redundancia y alcanzar mayor superficie de la piel que recibirá el impacto.

 

• El láser de Diodo es ideal para las sesiones avanzadas y para el pelo final, pequeño y debilitado.

 

• En la base del cuello hay que adoptar posturas en las que se eviten los pliegues.

 

• Por la zona del escroto se recomienda láser de diodo multi pulso.

 

• Las zonas de fluencia andrógeno-dependiente media (brazos y piernas) se caracterizan por presentar pelo grueso, para el que es recomendable el comiendo con láser Diodo u otros láseres de longitud de onda y pulsos largos.

 

• A medida que el pelo se miniaturiza, es mejor pasar a láser de Diodo de pulso largo, y para los repasos finales de pelo disperso también Diodo pero de pulso corto que no precisa rasurado y ataca bien al pelo fino.

 

• Las zonas de pelo persistente como el pelo del cuello, mentón y laterales de peribucal pueden tratarse con Diodo multi pulso con alta potencia y lente mediana, ya que este pelo puede tener una implantación más profunda.

Puedes realizar tu tratamiento durante todo el año

En Clínicas Bellezzia disponemos de la última tecnología en depilación láser apta para el tratamiento de todo tipo de pieles (blancas, oscuras y morenas) y todo tipo de vello corporal (claro, oscuro, fino o grueso).

Si bien existen ciertas limitaciones puntuales en las que el láser no es totalmente efectivo, como vello canoso, vello muy fino y claro o pieles muy oscuras, nuestro personal especializado se encargará de estudiar tu caso y ofrecerte siempre el tratamiento más adecuado.

Es muy importante no tomar el sol, rayos UVA, ni aplicarse autobronceadores de ningún tipo durante los 15 días anteriores y los 15 días posteriores a la sesión de depilación láser, para evitar así la aparición de manchas solares y otros posibles daños. Además, la depilación láser es incompatible con la toma de medicamentos fotosensibles.

También deberás utilizar un protector solar con un factor igual o superior a 30 en la zona tratada por el láser para evitar daños y manchas producidas por el sol. Nuestros especialistas te informaran e indicarán todas las precauciones a tener en cuenta.

El número de sesiones necesarias para la completa eliminación del vello a través de la depilación láser depende siempre de cada paciente y su fototipo de piel (piel más clara u oscura), tipo de pelo (fino, grueso, oscuro o claro), cantidad de vello en la zona a tratar, respuesta al láser, etc.

Por estos motivos es difícil hacer una estimación exacta del número de sesiones que se necesitan hasta completar el tratamiento. En Clínicas Bellezzia te ofrecemos una primera consulta gratuita donde un técnico especializado en depilación láser estudiará tu caso y resolverá todas tus dudas.

Lo habitual es según las zonas a tratar, por sus características del vello y componentes hormonales, entre una o dos temporadas (años) con sesiones cada 2 o 3 meses, para completar el tratamiento.

Existe un gran interés y mucha confusión ante el consumo de medicamentos fotosensibilizantes a la hora de hacerse un tratamiento de depilación láser o de luz pulsada. Antes de nada, queremos aclarar la diferencia entre medicamentos fotosensibles y fotosensibilizantes.

 

  • Los medicamentos fotosensibles, son los propios medicamentos los que son sensibles a la luz. Han de conservarse protegidos porque de lo contrario pueden perder sus propiedades farmacológicas y producir compuestos tóxicos.
  • Mientras que los medicamentos fotosensibilizantes son los que si los tomas y te expones al sol, o te sometes a un tratamiento de luz pulsada o de depilación láser, hacen que la piel reaccione de una forma anormal con consecuencias negativas.

Por tanto, los medicamentos fotosensibles son más bien una preocupación propia de la industria farmacéutica ya que es esta la que tiene que preocuparse de envasar estos fármacos en recipientes opacos y poner etiquetas para que el consumidor sepa que tiene que proteger los envases de la luz solar.

Sin embargo, los medicamentos fotosensibilizantes son un asunto del usuario, ya que existen en el mercado numerosos medicamentos que pueden desatar reacciones fototóxicas y fotoalérgicas:

  • Las reacciones fototóxicas son las más habituales, y ocurren cuando el medicamento se administra por vía sistémica o vía tópica. La reacción se produce a la media hora de tomar la medicina y la apariencia es similar a la de una quemadura producida por el sol.
  • Las reacciones fotoalérgicas son más complejas ya que actúa siempre el sistema inmunológico. Estas reacciones son menos frecuentes y la sufren los individuos que están predispuestos a ellas, pero su aparición es posterior, entre 12 y 72 horas después de la sesión de depilación láser o luz pulsada. Los síntomas son parecidos a la dermatitis con eccemas, edemas y picores. En este caso la medicina se administra por vía tópica.

A continuación te damos algunos consejos para la prevención de fotosensibilidad tras la aplicación de medicamentos fotosensibilizantes, aunque no todo el mundo corre el mismo riesgo, siempre es conveniente tomar algunas precauciones:

  • Cuando el médico te recete un medicamento infórmale si tienes intención de hacerte un tratamiento de depilación láser o de luz pulsada para que te dé las indicaciones necesarias sobre el fármaco.
  • Si el medicamento tiene una posología de una vez al día, lo más conveniente es que lo tomes por la noche.
  • Si estás en mitad de un tratamiento no lo suspendas sin consultarlo antes con tu médico, intenta que te cambie los medicamentos durante tu tratamiento de depilación o tu tratamiento IPL.
  • Siempre es conveniente usar fotoprotector de nivel alto y ponerlo cada dos horas sobre todo en las zonas más sensibles.
  • No te expongas al sol en las horas más duras del día, usa sombreros y gafas de sol.
  • Si tienes picores o reacciones anómalas en la piel consulta con un especialista para descartar que se trate de una reacción a un medicamento.

 

La lista de medicamentos con efectos fotosensibilizantes es bastante larga, pero te resumimos cuáles son los más comunes:

 

  • Antibióticos: azitromicina, gentamicina, norfloxacino, ciprofloxacino, levofloxacino, doxicilina.
  • Antiacnéicos:isotretinoína, ácido retinoico.
  • Antidepresivos: nortriptilina, fluoxetina, paroxetina, sertralina.
  • Antiinflamatorios: difenhidramina, prometazina.
  • Psicofármacos: alprazolam, diazepam.
  • Antiulcerosos: omeprazol, ranitidina.

Lo recomendable es empezar el tratamiento una vez se haya completado el desarrollo hormonal, en las chicas suele ser en torno a los 16-18 años y en los chicos se alcanza en torno a los 17-20 años. No hay ninguna contraindicación en empezar el tratamiento antes de que se haya finalizado el desarrollo, pero es probable que el vello vuelva a aparecer.

La completa eliminación del vello a través de la depilación láser depende siempre de cada paciente y su fototipo de piel, tipo de pelo, cantidad de vello en la zona a tratar, respuesta al láser, etc. En la mayoría de los casos el vello se elimina totalmente, en algunos casos puede quedar algún vello claro, fino y residual sobre el que el láser no puede incidir por falta de melanina. 

 

Por tanto, no es posible garantizar la completa eliminación del vello, pero si su reducción en torno al 90%, siempre que no existan problemas hormonales, sean zonas hormonodependientes y se haya seguido el tratamiento de Depilación Láser correctamente.

Pide Cita Gratis.

O si lo prefieres, te llamamos.

Notícias Relacionadas

Nueva Depilación láser médica Multi Diodo Lumini

Nueva Depilación láser médica Multi Diodo Lumini

La Dermodepilación médica Definitiva para acabar con el vello superfluo de tu cuerpo en menos sesiones y sin señales con las distintas plataformas de tecnología que disponemos en nuestras...

Leer más